NUESTRA PRODUCCIÓN

 

Llenado automático de unidades de color, enteramente ejecutado por robots.

Mínima intervención del ser humano.

2 químicos técnicos para supervisar el control de la calidad, 1 técnico para supervisar el proceso de

monitoreo y 2 operadores logísticos.

El llenado de los tubos de color va de acuerdo con las normas farmacéuticas además de que todo

está monitoreado por cámaras de vigilancia y fotocélulas que involucran numerosos protocolos

exclusivos de nuestra empresa.

Todo el proceso de fabricación es bajo proceso de sellado al vacío en un ambiente totalmente estéril.

Por esta razón nosotros hemos calificado aprobatoriamente en las siguientes certificaciones: